1.10.05

Desde hace dos décadas, una vez al mes, renegaria totalmente de mi condición femenina. Saberme supeditada a mis hormonas para explicar mis cambios de ánimo me pone de los nervios. Por eso estoy aquí, con un vaso de leche calentita y una pastilla de paracetamol. Gran invento el de los medicamentos genéricos: desde que se usan todos podemos hablar como si fuesemos farmacéuticos. Después de dos vueltas a mi calle para aparcar el coche, me pregunto si en este barrio años 70 obrero la gente ya no hace horas los sábados, o si las hace se deja el coche en casa, o ponen otro coche para guardarse el sitio... imagino conspiraciones a nivel municipal para que yo no pueda aparcar y todo. Plenos del ayuntamiento incluso. Pero ya estoy en casita, con medio sábado, un domingo y tres cuartos de lunes para disfrutar. Con mi botella de agua y mi librazo esperandome. Un libro que prometia ser un análisis de las catedrales góticas y que compré por impulso, pero que de momento solo está´analizando las sucintas relaciones de los constructores de las catedrales con los constructores del templo de Salomón por medio de...adivina... los templarios. Y es que tal y como está el mercado editorial ultimamente estoy de templarios, enigmas, misterios vaticanos y herejias multiples hasta las... Vamos que oigo la palabra templario y me entran ganas de salir corriendo. Por una malentendida cabezoneria lectora lo voy a acabar. A Dios pongo por testigo. Banda sonora de esta nota: Siete horas de Bebe

2 comentarios:

Azhar Hussein dijo...

Hey :)

You have a great blog here, keep up the great work! I'll definitely bookmark you.

Do you wanna check out The Coolest Guy On The Planet's website?

Check it out if you get some time, and I'll be sure to check back here regularly!

Silviqui dijo...

Siento mucho no poder contestarte porque soy medio extraterrestre y no tengo ni idea de inglés. Sorry¡¡