22.11.05

Gastos colaterales

No sé si es por mi caracter repelentemente en baile entre el órden y el caos, pero cada cacharro que me compro me implica una multitud de gastos tontos que creo que llamaré, por cachondearme un poco del lenguaje marine iuesei, los gastos colaterales. Os cuento.

Bueno ya sabreis que tengo una Nintendo DS. Con su jueguecito de ciberperro de regalo que me tiene enganchadisima (cómo si no tuviera bastante con la mia de verdad). En fin, que ya que es la primera consola de juegos que tengo en mi vida, me planteo seriamente comprarme algún jueguecito para amortizarla. Me voy a la tienda de juegos del centro comercial y...horror. Ningún juego baja de los cuarenta euros. Cosa que me parece prohibitiva. Como tambien admite juegos de la game boy advanced, cojo una oferta de todo rayman, a 30 euros, porque soy negada para los juegos de los adultos y solo juego en el ordenador a un juego de bolitas en linea llamado Chuzzle. Al tercer dia con la consola me doy cuenta de que, de llevarla en el bolsillo con el perrito, está hecha una guarreria. Así que vuelvo a ir a la tienda de los juegos del centro y compro, por el módico precio de 30 euros, una gamuza especial, dos lápices táctiles, unos plásticos para proteger las dos pantallas y una funda de goma anti golpes (que con lo torpe que soy ya me va bien). Así que me largo de finde, la meto en el bolso, mi mega bolso que llevo hasta la plancha para la ropa, y me doy cuenta de que mejor sería tener una bolsa, con lo que vuelvo a la tienda de juegos del centro comercial, que ya comienzan a tutearme, y me compro una bolsita por trece euros. Vamos que la consola ya va subiendo de precio a un ritmo escalofriante. Y es que esto pasa con todo. Con los teléfonos móviles, con el maletín del portátil nuevo que no me cabía en el viejo, con los cacharros que vas viendo para el ordenador, con las estanterias para los libros, el porta cedés para llevarlos en el coche, y es que no sé ya si es manía de órden mía, o no sé si volver al método tradicional de meterlo todo a retortero en mi bolso, que más que un bolso parece ya la maleta de Sport Billy ( si alguien se acuerda de estos dibujitos), si prohibirme la entrada en el centro comercial, o seguir acumulando trastos colaterales a cualquier cosa que me compre....

Banda sonora de esta nota: Vacaciones de Estopa

3 comentarios:

Chiringui dijo...

LA pasta en estas cosas se va como bien dices en gastos colaterales.

Mr.Celofan dijo...

Todo está calculado para que siempre tengas la necesidad de comprarte algun tipo de accesorio.

Silviqui dijo...

Pues yo debo ser muy idiota o muy consumista brothers....