16.1.06

Buenas intenciones


Silviqui al borde de la piscina con el monitor de natación

Al fín aquí estoy. Con mi bañador Turbo más gastado que la lima de uñas de la prota de Sexo en NY y mi gorro de silicona de el mismo color. Suelto las chanclas y el albornoz y me metó de un salto en la piscina. El shock es considerable, teniendo en cuenta que me ducho con agua caliente hasta en verano. Pero aquí estás, Silviqui, haciendo realidad las buenas intenciones de todo principio de año. Buceo un poco para aclimatarme. Empiezo las series con crol. Ánimo..aunque ya no me acuerdo cuando tengo que sacar la cabeza y empiezo a descordinar los brazos de la cabeza... piensa Silviqui hasta que aprendas a nadar sin pensar. Brazo derecho gira cabeza bajo agua, brazo izquierdo mantén la cabeza bajo agua, brazo derecho saca la cabeza y respira, respira después de sacar la cabeza, puff, ataque de tos. Tengo que dejar de fumar por decreto ley. Sigue hasta hacer diez piscinas por lo menos. Ahora de espaldas. Siempre me da infinita angustia nadar de espaldas porque no sé hacia donde voy. Y miro de lado al final de la piscina porque no será la primera vez que me de un tozolón con el bordillo. Nado tan tensa que me hundo violando cualquier principio de Arquímedes, ya que con mi volumen más que flotar tendría incluso que levitar por encima del agua. Dos más y acabo. Para relajarme...braza. Me encanta tener la cabeza debajo del agua, más desde que me compré esas gafas de natación graduadas que me han evitado muchas migrañas y muchos caretos de miope de nacimiento mirando el reloj de la piscina. Que dicho sea de paso debe tener el tamaño del del Big Ben, por lo menos, para hacer una idea de mi grado de dioptrias. Miro el reloj. Ha pasado una hora. Treinta piscinitas...no está nada mal.

Así que me pongo las chanclas, recojo el albornoz y para la ducha.

Un día de estos, pienso, haré lo mismo en la piscina olímpica. :-P

Banda sonora de esta nota: El viaje de Antonio Orozco.

6 comentarios:

Iurema dijo...

y haces todo eso??? te admiro... y mira que me gusta nadar, pero soy una vaga! tengo la piscina lejos y solo con pensar en ir y tener que cambiarme, ducharme... y con el frío que hace! brrrrrr!!! prefiero hacerlo en verano... aunque creo que 30 piscinas no me las haría el primer día!!!!

algún día tendré que animarme e ir por lo menos a hacer senderismo... que si no me voy a agrietar!!! leer estas cosas me hace sentir mal por no hacer nada... :S

ale, silviqui, sigue así!!!!

Silviqui dijo...

Reina es que las treinta piscinas me las hice en la de los niños jajaja.

Aunque en verano cada día si que tengo voluntad y placer de caminar una horita por la montaña. Una horita tampoco cuesta nada... al paso que voy yo sólo son cinco quilómetros. Besotes reina

Chiringui dijo...

yo me he bebido treinta cafes hoy, es el deporte que hago...
Eso y combates de valetudo(por su parte) con mi hijo de tres años.

Palabra en clave uhkucjn

Silviqui dijo...

Chiringui, ¿cómo quieres tener un niño tranquilo si el padre que lo matriculó se inyecta casi la cafeína en vena? Tú traémelo a mí que me lo llevo a nadar conmigo a la piscina peque y así no hago tanto el ridículo.

Mr.Celofan dijo...

Pronto estarás a la altura de el Eslovaco y podrás ir con el por la mañana a primerita hora a abrir el Club Natación Sabadell.

Palabra detonante: mmz

Silviqui dijo...

Uis a la altura del eslovaco lo dudo porque a mi edad ya no creceré más.... y por que a primera hora de la mañana la menda está en la camita leyendo por lo menos.