5.9.06

A por ellas....


Supongo que es ser más que cansina poner esta foto, pero decidme que cuesta mucho resistirse a la alegria que muestran estos hombres por televisión y por toda la prensa nacional. Un oro. Los mejores del mundo. Es un regalo del que disfrutamos todos los aficionados al baloncesto. Vale, digamos que la final no estuvo emocionante como el partido contra Argentina. Si llega a ser asi creo que en mi casa a más de uno le hubiese dado un infarto. Pero aquí están de vuelta, todos cantando, la gente más aficionada que nunca, candidatos al Príncipe de Asturias incluso he leído por ahi.... la verdad que sería un premio a un deporte eterno segundón que, por lo que a mi respecta, es el único que soy capaz de seguir sentada y el único en el que he hecho algunos pinitos hace muuuuchos muuuuchos años.

Oigo en las noticias recién levantada de mi turno nocturno de trabajo que la selección española de fútbol se ha trasladado a concentrarse a la misma Irlanda, "huyendo de las comparaciones con el baloncesto" (cito textualmente al comentarista de noticias de A3, que son las únicas que aún siguen cuando me levanto). Bueno, comparaciones aparte, aún sigo preocupada por no saber qué es un fuera de juego. Si, problablemente soy extraterrestre o mis padres me encontraron dentro de una coliflor. Cualquier teoría es válida.
Pero creo que hay comparaciones que van a marcar más. Por que este año hay mundiales de baloncesto femenino también. En Brasil. Nuestra selección esta allí desde hoy mismo, para jugar unos amistosos antes del torneo definitivo. Y este oro de los chicos es el gran desafio. Es un handicap o un motivo de estrés o una motivación, vete tú a saber. Solo quiero decir a los que disfruten con este deporte que las niñas también existen, que tienen un palmarés bastante bueno también y jugadoras a las que da infinita envidia ver en la cancha, como la incombustible Amaya Valdemoro, o Marta Fernández, ahora más conocida como "la hermana de....", Laia Palau o la veterana con récord histórico Marina Ferragut, con 34 años y 253 partidos internacionales.. Quiero decir que también ofrecen baloncesto de calidad, para emocionarse y vivirlo, y que merece la pena verlo si se tiene oportunidad, aunque no vistan como las jugadoras brasileñas de fútbol playa.
Así que desde aquí me gustaria desearles mucha suerte, por que currarselo seguro que se lo han currado mucho. Y si no traeis medalla, pues como que da igual. Simplemente se trata de hacernos disfrutar....
Banda sonora de esta nota: First we take Manhattan de Leonard Cohen.

2 comentarios:

Chiringui dijo...

¿Al final va tu hermana, verdad? Mucha suerte.

Silviqui dijo...

Jo ahora este post parece un comentario interesado... pues si, mi hermana está en el cinco inicial...aunque el entrenador no la pasee mucho por la cancha..sniff