6.9.06

Esos locos bajitos

He estado poniendome al día leyendo blogs…. El verano para mi es epoca de desengancharse un poco del Messenger, de la mula y de los chats. Estaba de visita por ¡A zancocharse!, riéndome con un post de Paba sobre el comportamiento de su hijo en un gran almacén. Gran observadora esta chica: yo veo a un niño liando un pollo en un supermercado y más o menos pensaría todas las cosas a la vez que comenta ella.

No me gustan los niños. Lo admito. Siempre he sido una sosa hasta de pequeña, una de esas niñas empollonas que con sus cuentos de E nyd Blyton ya pasaba una tarde entera. Y la verdad que mis relaciones con tiernos infantes son…digamos que muy encorsetadas. Que conste que durante mis años de facultad hice canguros y clases a más no poder. Los niños que tenia cada verano acabaron hasta haciendose la cama ellos solos a toque de silbato. Si no se quedaban sin piscina o sin bici o sin trabajos manuales. La madre estaba tan encantada conmigo que el segundo mes me subió el sueldo y, al año siguiente, me volvió a contratar pese a que su marido estaba en el paro. Me dio permiso para darles una zurra si convenia. Pero pense que si ella no tenia redaños para hacerlo, no iba a pretender que lo hiciese yo. Una chochona…. Es lo que realmente pensaba de ella.

Todo esto viene al caso porque hace unos años conoci a los niños de mi compañera de trabajo. Cinco y tres años respectivamente. El día que conoci al mayor me soltó que su padre iba a apuntarle a karate “para dar hostias asi, placa placa”. Confieso que me asusté. Eran dos fieras de marca mayor. De los que se tiraban al suelo de las rabietas, se subian a todos los cochecitos de monedas, los castigaban en el patio por pegar a sus compañeros…. Su madre los miraba impasible mientras yo me escondia donde podía para que no viesen que iba con ellos. Un día hasta se lo solté: vaya cuajo que tienes, bonita….

Me miró suspirando.Anda, llevatelos un ratito…. Y veras. Jo si vi… en una hora se pegaron con dos niños en el parque, desmontaron una estantería de pelotas en un todo a cien, les tuve que pagar un cacaolat a cada uno, uno de ellos se enfado, se clavó en el suelo y tuve que llevarlo a su casa en brazos… cuando volví le dije: Ahora te entiendo

Y es que si no desarrollas una especie de halo de santidad y calma que ni el dalai lama…te vuelven loca…que es lo que hicieron esa tarde los joios niños…

Después de aquella tarde decidi ligarme las trompas voluntariamente..pero mis amigas me dijeron que sin tener hijos no te lo hacen….. curiosa paradoja…

Banda sonora de esta nota: Esos locos bajitos de Serrat

5 comentarios:

Micropene dijo...

Qué buenos momentos nos hizo pasar Enyd Blyton a los lectores de nuestra generación.

Suerte a tu hermana en Brasil y feliz cumpleaños por adelantado.

Besitos.

Chiringui dijo...

A nadie le gusta los niños... de los demas. Los tuyos se convierten en razón de ser, pregúntale a tus padres.

if dijo...

Yo también era de las que estaban toda la tarde sentadas con un libro entre las manos.

Lo de la ligadura de trompas, muy divertido como ahiste pero ¿a tí no te mata la cabeza el dichoso reloj biológico? El mío se debió quedar atascado en el "se te acaba el tiempo" y me está matando.

Y que conste que a mí no me gustan los niños... por lo menos los de los demás.

Anónimo dijo...

Es cierto lo que comentas sobre el comportamiento de los niños hoy dia a grosso modo.Pero donde radica la raiz de tal comportamiento? Creo que gran parte de ello proviene de la permisividad exagerada de los padres lo cual conlleva a que esos "locos Bajitos"(que son más listos que el Hambre)se conviertan en dueños de sus propios padres.He de decir que gran parte del problema reside en la total incompatibilidad de los horarios laborales y escolares: Los crios estan todo el dia de un lado para otro ( escuela, actividades extraescolares, abuelos, canguros etc...), y para un ratito que estan con sus progenitores, para que molestarse en educar bién a los hijos, si ello nos llevará a riñas, sollozos...y ya tenemos bastante con el stres laboral? Pués nada, a seguir concediéndoles todos los caprichos: Luego no se pude salir con ellos a ningún lado sin que te monten un pollo por cualquier tonteria.
Un Saludo y abrazos de Jose y mios(Marta)

J-vol dijo...

Los padres de estos niños son lo peor.