12.9.06

La mujer invisible.

(Con estos pelos amanezco yo cada mañana, según mi cuñao de Graná)

Con los años, he desarrollado, espero me perdonen, cierta manía a las cajeras y cajeros de supermercado. Simplemente porque creo que la simpatía es mútua. En cuanto me toca a mí pagar, y no sé por qué extraña razón, siempre se ponen o a meter billetitos en una bolsita y buscar la caja con el tubo ese que las absorbe, o a cambiar el rollo de papel o a llamar a la de los relevos porque se están meando. Y es que a veces pienso que soy invisible o algo así. Cada vez que tengo que hacer algo delante de un mostrador intento adivinar que fenómeno paranormal me va a pasar. Hace mucho tiempo salí de compritas con mis tres amigas. Ellas, metro sesenta cincuenta quilos, fueron atendidas con presteza por las vendedoras a comisión. De mé pasaron olímpicamente hasta que aparecí por caja con unos pantalones y un jersey. Y es que no pude reprimirme:

_ Bueno guapas ¿y ahora quién se lleva la comisión? .

Se quedaron un poco avergonzadas y mientras yo pensaba que era tonta porque podría haber salido vestida de bonito y ellas ni habrían reparado que cualquiera de sus prendas me iba a caber.

El caso es que salir de gestiones ya me provoca que todos mis sentidos se pongan alerta y salga a la calle a paso militar. Odio ir a cualquier lugar de atención administrativa. Porque a una le deben ver cara de gilipollas. Hoy he tenido que ir de bancos y vengo con los pelos más tiesos que Son Goku (según mi cuñado, SIEMPRE llevo mis pelos como Son Goku).

Bueno, el caso es que había realizado gestiones via 902 para liquidar el total de una tarjeta de crédito. Me interesaba porque una vez que no encontraron saldo en mi cartilla (una de muuuuuchas), me cobraron el pago más intereses diarios. Así que después de escuchar el total de 24 horas de la musiquilla de la canción de Titanic, tengo todos los datos y me dirijo a la sucursal bancaria a pagar.

Primera sorpresa: No puedo ingresar. Ese tipo de pago se hace exclusivamente por traspaso. O me hago una cartilla o nada. Gracias a la casualidad, o a que en ese banco debemos tener cuenta el 90% de los catalanes, tengo cartilla. Ingreso mi dinero y pido la órden de traspaso. A los diez minutos el chico llama a su compañera.

_¿Algún problema?

_ Si, que este numero de cuenta tiene más dígitos de lo normal y no podemos hacer el traspaso. Debe haber un error.

Vuelvo a llamar y a escuchar, hasta que me atiende alguien, la musiquita de Titanic. ¡Encima que debo ser la única extraterrestre que no ha visto la película!. En fin... le paso el teléfono a la señora cajera a la que han encolomado el muerto y justo en ese momento, la batería de mi movil suelta un pitido y se muere.

_ Perdona, pero este hombre se ha callado_ me dice la de look secretaria con camisa a flores incluida y rebequita por los hombros._ Creo que no podremos realizar la gestión.

Oh maravilla. Ni siquiera me han ofrecido un teléfono para volver a llamar. Increible. Voy respirando hondo como me enseñaron en la terapia antitabaco para relajarme... aire hacia el estómago...hasta que noto que empiezo levemente a marearme

_ Pues entonces, si me haces el favor quiero sacar lo ingresado en la cuenta. Ya haré una transferencia desde mi banco aunque me cueste la comisión.

_ Ahora mismo...¿tiene la cartilla?

_ Si acabo de ingresar ahora mismo sólo con un DNI!!!!!

_ Si, evidentemente. Pero para sacar necesita la cartilla....

Creo que empiezo a hiperventilar. Si me acaban de ver ahora mismito, con el dinero en la mano.... he estado a punto de decirle que era la misma que hace diez minutos, por si no les constaba.... a punto de mirarme al espejo para ver si me habia crecido el bigote más de lo normal o algo así...

_ Bien, en ese caso mañana nos veremos con la cartilla....

Me he imaginado vestida de pistolera sola ante el peligro ante la interventora esa, en mi cartuchera (que no mis cartucheras eh) la cartilla de ahorrillos, ni un alma en la calle y todo el mundo escondido en el saloon..he salido a tomar aire fresco y a mi banco. Todo esto ha transcurrido en un cuarto de hora de reloj. Entro en la otra sucursal y me dirijo a la mesa de atención al cliente. Más desórden que en mi escritorio:

_Perdone_ le digo al cajero _ ¿hay alguien en atención al cliente?

_ Ay no, pero si quieres esperarte media hora, es que acaban de salir a desayunar.

Miro mi teléfono y son las 08:37 minutos de la mañanita. Solo necesito un papelajo con mi clave de acceso a internet porque me lo han cambiado por la brava alegando un refuerzo de medidas de seguridad por temor a los ciberfraudes. Una firma multicanal que dicen ellos.

_ Perdone la ironía pero, ¿me está diciendo que abren a las 08:30 y a menos veinte ya se han ido tres personas a almorzar?¿que se ha hecho de las tostadas en casa y el café en la oroley?

_ A mí que me vas a explicar, que soy el cajero y tengo que estar aquí plantado mujer...._ me contesta con cara de estoicismo.

Está visto que hoy tengo el día más que torcido. Salgo a zancadas ya reprimiendo unas ganas de saltar que riete tu de un masai de fiestuqui. Lo peor ha sido la bronca de mi padre: según él, tenía que haber pegado dos gritos y reclamar hablar con ambos directores. Aún me faltan tablas para llegar a este nivel, pero en vista del éxito voy a tener que aprender aceleradamente. Porque a mi padre todo el mundo, sobretodo en el ayuntamiento, lo atienden a la primera. De momento, haré lo que hago siempre para estas fechas tan asquerosas para mí: irme a una perfumeria y comprarme un tratamiento facial anti edad.


Banda sonora de esta nota: Risk de Tontxu

6 comentarios:

J-vol dijo...

Los gritos no funcionan...sólo hace que inventemos más formas de poder joderte...¡¡¡Tenemos el poder jajajJAJAJAJhahahaahHAHAAAHAHA!!!
(Trátame con cariño)

if dijo...

Cabrearte funciona, pero sin gritar. Te pones muy seria, les mandas a la mierda con mucha educación y que llamen a su superior. A mí me funciona.

J-vol, ya te cruzarás conmigo o alguna como yo y te enterarás de lo que vale un peine.

Chiringui dijo...

Frase mágica: libro de reclamaciones.

VIZTORMAN dijo...

El libro de reclamaciones no sirve para nada.... Te diré que trabajo en un comercio y las cuatro reclamaciones que nos pusieron el año pasado por estas fechas aún están esperando....

En cuanto a los bancos, estos nunca pierden. Yo intento ir lo menos posible, más que nada para no molestarles y eso. Muchos ya te indican que pare sacar menos de 600 euros que uses el cajero... y si quieres actualizar la libreta, pues ahí tienes la maquinita....

¿A que se dedican pues?

Lo mejor de todo es que trabajando como trabajan con tu dinero (especulando, bolsa, etc....)y SACANDO BENEFICIOS CON EL, encima tienen el morro de cobrarte comisiones casi por todo. Según dicen, para cubrir los gastos... usease automantenerse sin tener que poner nada de su parte.

Lo que es una desfachatez es que trabajando con banca online y haciéndotelo tu todo, para no tener que ir a molestarles a la oficina, pobrecitos, ¡te cobran comisiones igual!! ¡¡¡Por favor, si vuestro trabajo lo estoy haciendo yo desde mi casa, con mi ordenador y pagando mi adsl!!!!!

Panda lodrones.

CaZaDoRa De SueÑoS dijo...

jjajajajjaj todavia me estoy riendo con tus historias :_) que alegria haber encontrado tu blog precisamente hoy. Pero los gritos si funcionan; a mi me van muy bien, tu le gritas con mucha educacion que vas a ir a defensa del consumidor y que vas a llamar a un abogado (que alguien de tu familia es abogado, es mas creible) y asi se consiguen las cosas muy bien y muy rapido :)

koquira dijo...

Me encantó leerte, he pasado un buen rato...