25.3.06

El chandal dominguero

Hoy he hecho una cosa muy rara. Demasiado. Estaba yo en la sección de ropa de un centro comercial. Como siempre, buscando una excusa para saciar mi adicción al shoppin, motivada, según un artículo de la sección de salud de El periódico de Catalunya, por el impulso irreflenable de darme un premio. Debido, como no, a una insatisfacción continua en lo referente a mi vida personal o sexual. Vamos, que en vez de dedicarme a comer chocolate, el sustituto del sexo por excelencia, lo mío es comprar cositas. Aunque jugar a futbolín también sirve eh.
Y me he comprado un chandal dominguero.
Un chandal dominguero es una tipo de prenda deportiva que sirve para todo menos para hacer deporte, porque por lo general son antitranspirables, demasiado anchos de pernera (ideales para que se te enganchen con el plato de la bici) y de chaqueta demasiado corta (ideales para enseñar la tira del tanga en lo que se denomina en mi casa postura "insert coin"). El mío en concreto es hasta como de imitación terciopelo de un color azul brillante que quedaría ideal en mi próximo coche (allá por el 2017 ). Como el único deporte intermitente que realizo es nadar, no me compraba un chandal desde el instituto.
Y mientras conducía me he puesto a imaginarme con mi chandal dominguero sacando a la perra por el parque. O paseando por las ramblas de mi pueblo con el bolso de piel negra colgado del hombro. O en el merendero de can Coll rodeada de ciclistas hambrientos que salen a hacer ejercicio y acaban plimplándose un plato enorme de butifarra con judias blancas. Con unas bambas de plataforma. O paseando con una pareja, vestida también de chandal dominguero igualito al mio pero de distinto color.
La perspectiva me ha dado escalofríos.
Y ahora el chandal dominguero está colgado en mi silla. Y su presencia me resulta inquietante. Casi escucho música de Viernes13 de fondo. Os lo aseguro.
Banda sonora de esta nota: Marujas asesinas de Dusminguet

8 comentarios:

Chiringui dijo...

La utilidad es usarlo SOLO en casa, de verdad.

Existen variantes, con chancla, zapatos incluso con corbata y camisa debajo, los entrenadores lo usan mucho

SEITONAS dijo...

Después de vivir un año en England, y ver a las victim-fashion inglesas con el chandal rosa y zapatitos de tacón, creo que cualquier cosa es posible. Eso es insuperable. Play

if dijo...

Yo los chndals, sólo en casa. Lo de ir de dominguera no me va.
Esas maris con su chandal y sus deportivas con cuña, ese pelo cardado, ese maquillaje, el bolso.
Antes muertas que sencillas.

Tú ponte mona para sacar al perro que en los parques se liga mucho. O eso me dicen. Que yo no tengo perro.

VIZTORMAN dijo...

Oh, oh... cuidado, de ahí a ponerte a pasear en chandal por las mañanas con las marujas de la calle hay solo un paso....

Yo hará que no me pongo un chandal..... 10 años? Y la verdad es que ahora mismo verme con uno puesto... me da como cosa. Incluso para estar en casa prefiero unos tejanos gastados.

Aparte que los chandals de ahora son de un cutre... se me vienen a la cabeza aquellos chandals que las mozas llevaban en los 80...

J-vol dijo...

Yo me manejo muy bien con las "tecnopaquis", (que ahora, aprovechando el tirón el "visionario" de Bigas Lunas las llama "Juanis" en su última peli). Son de lo mejor..¿ya te has micropigmentado el contorno de los labios, (de la boca), a juego con el color der chanda??

Mr.Celofan dijo...

Mis preferidos son los que tiene el final del pantalón pillado con una goma, esos con unos calcetines blancos y unos zapaticos negros quedan divinos de la muerte.

VIZTORMAN dijo...

Uf... calla, calla....

Se me acaba de ir la líbido al garete.

Iurema dijo...

Jajajajajaajjajaaj!!! Ay!!! cómo siento no poder pasarme cada día por tu blog!!!

Joooderrrr!!! Yo hará que no me compro un chandal des de 3º de BUP, des del último día de gimnasia! Ahí enterré el chándal. Aún lo tengo: pantalón azul por el sobaquillo, de culo amplio y pierna estrecha; sudadera enorme, estilo saco de color naranja fosforito... DIOSSSSS!!! Qué vergüenza me entra con sólo recordarlo!!!