22.5.08

EL ZOO DE SILVIQUI Y FAMILIA: EL GOLDEN PERRETE

Imagen006 Os presento a Dino. Dino es un precioso ejemplar de golden retreiver de un añito y medio. Fue el regalo de cumpleaños el año pasado de mi hermana peque. Ella, que es la única que ha salido de casa de los papas, se sentia solita y estaba mirando por granjas de adoptar un perro. Quería un beagle o un pinscher enano, pero su señor novio le plantó en casa este cachorrito de perro Scottex. Ni que decir tiene que era adorable. Cuando por primera vez lo trajo a casa a hacer las presentaciones ("mama esto es lo más parecido que vas a tener a un nieto en muchos años") ya pesaba 25 quilazos caninos. Así que no nos salía del alma llamarle perrito. Nos pusimos de acuerdo y ahora es el perrete por antonomasia. El golden perrete. Cosas del ideolecto familiar que todos tenemos uno.

 

Ahora lo tenemos de vacaciones en casa mientras la peque cumple con sus obligaciones deportivas (mi hermana peque tiene la infinita suerte de que le pagan por practicar una afición) y a la vez prepara su boda el día 20 de junio. Si el año pasado con 25 quilos logró tirarme al suelo tres veces, imaginad ahora que pesa 40 y ya tiene su tamaño adulto para toda la vida. Cada mañana sale como un torico a la calle conmigo detrás casi al trote, por lo que estoy planteándome seriamente comprarme unos patines en línea para pasearlo y dejarme llevar ni que sea en zig zag que es como pasean los perretes alterados. El perrete tiene dos rasgos de carácter muy curiosos. El primero es que ladra como Scooby Doo. Vamos,que parece que te esté hablando. El segundo es que mantiene relaciones amorosas con las piedras. Verídico. Sale a la calle, pega la nariz al suelo, se lía a escarbar hasta que encuentra una piedra y la adopta. La coge delicadamente en la boca y es capaz de pasarse la hora entera del paseo así, paseando a su vez una piedra. De vez en cuando la tira en la tierra mojada y se revuelva encima de ella, la vuelve a cojer y sigue el paseo con el pedruscorro. Mi hermana la pitufa asegura que allí donde vive, lo saca a pasear a la ribera del río, le tiras una piedra al agua y hasta bucea estilo pato y la recoge. Este olfato canino me hace pensar que quizás podríamos entrenarlo para buscar trufas o, en su defecto, como vivo en barrio obrero y calorrillo, para detectar  chocolate que tiran los porreros en cuanto ven a un mozo de escuadra de los de aquí. De esa o me forro o me dan una paliza. La última es que al perro le encanta el agua, bañándolo en río, en charcos. Cuantas veces desde que está aquí mi madre me ha recibido con cara de horror porque el perro no ha tenido otra feliz idea que revolcarse en un charco.

 

No diré que no esté encantada con mi sobrino peludo. Para lo que pesa es muy faldero y le encanta estar encima tuyo en el sofá. Creo que de la penúltima debo tener rota una costilla.  Esta mañana estaba tirada en la cama leyendo y me saltó encima con sus cuarenta quilazos. Aparte de clavarme la tapa del libro en un ojo, tirarme las gafas vete tú a saber dónde y empezar a morderme una de mis coletas, me provocó un ataque de risa floja. Y mientras le hablaba con ese tono que las personas normales usan para los niños y que a mi sólo me sale con los perros le decía:

 

_¿Quién es la que te mima a ti  te malcría y te da de comer a escondidas bajo la mesa? ¿Quién te rasca la barriguita y juega a la pelota?

 

Escuché tres voces unánimes desde la lejanía del comedor

 

_ Tuuuuu cacho idiota tuuuuuuuu


4 comentarios:

Girl From Lebanon dijo...

Si te compras unos patines, le pones otros a él, y como en la peli "La verdad sobre perros y gatos". la has visto? yo me descojono con esa escena, el perro patinando...
un perro precioso. Bss.

Dashina dijo...

Ya se te echaba de menos, claro que estando tan ocupadilla de canguro canina, no me extraña!

Suerte la de tu hermana, por lo del trabajo y afición, y por la familia que le cuida al nene así sin rechistar.

No deberías malcriarlo tanto, eso es tarea de los abuelo9s más que de las tías!!

Besos

jordicine dijo...

Ja ja ja. Pues es un perro muy bonito, la verdad. Mira que si se egorda mucho a lo mejor tu hermana te riñe un poquito!!! Hasta pronto. Un beso a tí y uno a la deportista. Y al perro? También.

la nena dijo...

SI yo pudiera, tendría uno de esos...

Pero me conformo con mi perro patada del yorkshire..

Besos!