14.4.08

REVISION MÉDICA Y OTRAS OBLIGACIONES LABORALES

(Yo quiero un médico como este en mi mutua laboral ¿es mucho pedir?)

Hoy he empezado mi día inmejorablemente. Con todo el sarcasmo del mundo, por supuesto. Porque la semana pasada, un miércoles, me encuentro que este lunes a las ocho y media me toca la revisión médica laboral. No es que no quiera revisarme medicamente, que algo de grima si que me da este colectivo. Es que la considero la cosa más inútil que ha parido la mutua. Primero, porque mi empresa es del convenio metalúrgico y en ese convenio no es obligatoria la revisión. Segundo, porque al trabajar con productos químicos la hace obligatoria la mutua. ¿Y esa revisión te mira metales en análisis de sangre, te hace espirometrías avanzadas o electros? Pues no. Es de lo más tonta del mundo mundial. Vista, oído, reflejos con martillitos, tensión, análisis de sangre y orina, y retorcerte las articulaciones a ver si padeces de la espalda que te entran ganas de decir..alma cántaro, si estoy toda la puñetera noche cargando peso y cajas de un lado para otro...¿como quieres que tenga la espalda? Además para todo te recomiendan natación. ¿Dolores de espalda? Natación. ¿Dolor de lumbares? Natación ¿Dolor de cabeza? Natación ¿Problemas ginecológicos? Natación también.

Pues allí me he plantado a las ocho y media de la mañana para que me digan que tengo sobrepeso, caries, varices y otras cosas que ya me las veo yo cuando me lavo por las mañanas. Como una es despistada de nacimiento y gracia, me he ido directa a la cocina a desayunar mi café y mi tostadita, y cuando ya llevaba hecha media digestión he caído en que tenia que ir en ayunas. Exactamente igual que el año pasado. Encima pretendo ocupar la ducha para no molestar a ningún médico o enfermera con mis efluvios corporales, y se me ha colado mi hermana delante de mis narices a la vez de decía... el lavabo es miooooooooooo, mi tessssorooooo con imitación de voz de Gollum y cerrando el pestillo detrás. Menos mal que tengo como cinco cepillos de pelo y de dientes escondidos por la casa, para estas emergencias. Pero me he puesto siete litros de agua de perfume DKNY para no herir pituitarias. Cosa inútil. Porque la colonia en cuestión hacia girarse por la calle a los pocos que me cruzaba, cual modelo de anuncio de perfume en la tele. Incluso en la sala de espera me han preguntado cuál era.

Llego allí y me encuentro a mi compañero allí en la cola. Amablemente la recepcionista le ofrece el cuestionario y un boli. Justo detrás de él llego yo y me suelta la señora que haga cola detrás de otras cuatro mujeres en espera de su cuestionario. No hay cosa que más me fastidie que una recepcionista o una camarera machista. De esas que a los hombres los tratan de dulce y a las mujeres que nos den. Y eso que mi compañero de guapo no tiene mucho, porque se empeña en esconder parte de su rostro bajo unas barbas look Santiago Ramón y Cajal. Sería el aire de investigador que le da, seguro que si se las deja estilo Ramón María de Valle-Inclán no le cuelan las trabajadoras bajo ningún concepto. Con un cabreo ya en aumento espero pacientemente media hora de pié en la cola (porque la otra recepcionista le ha dado por dejar que las otras rellenen el cuestionario en el mostrador, en vez de aparcarlas en una silla e ir trabajando que es de lo que se trata) y al fin tengo el cuestionario en las manos.

Otra cosa chorra. Un cuestionario que te pregunta si en una fábrica estás expuesta a ruidos, hay corrientes de aire, si te drogas y con qué tipo de drogas.... anda que si me drogase te lo iba explicar a ti, cuestionario absurdo. Te iba a escribir hasta el teléfono de mi camello. Oigo mi nombre con acento raro y me levantó con un amable buenos días y sigo al médico.

El médico era la primera vez que lo veía. Después de que mi médico de la mutua favorito se cambió a un hospital cerca de su casa, no había vuelto por allí. Tenía un acento así casi germano, alto, muy joven y con el pelo cortado a cepillo. Y desde el principio he visto que teníamos problemas de comunicación porque he tenido que deletrearle mi medicación crónica. Me lo imaginaba atendiendo a cualquiera de mis vecinas andaluzas, que no han perdido su acento en cuarenta años de trabajar en Cataluña, y casi me entraba la risa. Así estaba cuando me pide que me levante y me levante el jersey. Cojo y me levanto a mi misma, me quedo recta en medio de la sala y me suelta..

_ Tchu nou, el jérsei (así con esta acentuación y todo)_

_Ah perdone usted doctor_ digo mientras me subo el jersey al cuello...

_Nou, nou..petxo nou..de la espalda_

Jo con el médico....me subo el jersey de la espalda, me ausculta, me pide que me lo suba hasta el cuello, me sigue auscultando, me clava un dedo en la barriga y suelto un au. Pregunta si me duele y le digo que si, que clavarme un dedo suele dolerme. Me hace ponerme en pie otra vez y sentarme. Me hace un gesto con las manos y vuelvo a subirme el jersey... y me suelta ..no levantes jérsey, levántate tchú. Bajo el jersey, me da martillazos en los codos, me hace sentarme otra vez para darme martillazos en las rodillas, me dice levanta...mientras hace un gesto con la mano...vuelvo a levantarme el jersey y me dice...noooo otra vez tchú..

Salgo casi en estado de nervios y el médico alemán ni te cuento. Creo que ha suspirado cuando he salido. Pregunto por mi compañero en recepción y me dicen..¿él de los ojos verdes? Ahora entiendo que lo colaran. Llego al bar al que habíamos quedado..

_¿Qué tal?_ me dice. Oye muy majo el médico este nuevo, hemos estado chapurreando en alemán y todo.

_ Ahora te cuento, rey. Que tengo la temible sospecha de que el pobre hombre está pensando que quería que me tocase las tetas y todo..

_No, si lo que no te pase a ti

Banda sonora de esta nota: Para hacer bien el amor de Raffaella Carrá ( hoy estoy petarda ea!)


10 comentarios:

Ricardo Colomer dijo...

Si es que vas provocando.

Ya sabes, a nadar con la Kioskera que tiene un monitor que está de toma pan y moja, aunque sea un poco "chaqueta metálica"

Terremoto X dijo...

Jajaja yo tb e pensao lo hubiera pensao... tanto subirte el jersey... jajaja mmmmmmmmmmmm entonces bien no??? yo nunca me exo una revision medica... pero eh, si me toca una alemana... jajaja

Dashina dijo...

Juas, el ritmito de la mútua es parecido al de la de mi empresa... cuatro horas esperando el cuestionario para preguntarte si en una escuela alzas la voz... pprrrtttzzzz!!! Pedorretas me dan ganas de hacerles.

Ah, y a nosotras ni siquiera nos hacenm pruebas de sangre y orina. Eso si, sales frustrada con lo del peso. Pensamos en hacer denuncia colectiva por tener la balanza trucada... de que nos pongan dos centímetros de más no comentaremos nada porsiaca!!!

Besotes!!

SOMMER dijo...

Que buen rato he pasado muchacha. Casi comparable al que pasó tu médico (es broma).

Abrazos.

KUKA dijo...

¡qué petardos los médicos!, si por lo menos fuera george.......; Y a lo de nadar yo tb me quiero apuntar que dice Ricardo que hay un monitor de morirse donde va la Kioskera

la kioskera dijo...

Silviqui jajajaja si es que lo que no te pase a ti............. como nuestro medico rubito y con melenita ninguno jejeje

Ricardo y Kuka que Silviqui nada conmigo dos veces por semana jajaja y al cachas (o sea el marine) ya no lo tenemos, nos cambian de monitor cada tres meses (gracias a diossss por que su ritmo no lo aguantaba nadie) pero Kuka apuntate con nosotras igualmente, que seguro que lo pasamos de miedo las tres juntas jajaja

EVA dijo...

Silviqui, no te obliga la mutua, lo hace la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Al tratar sustancias peligrosas teneis la obligación de realizar un reconocimiento anual. Lo que me extraña es que no os hagan espirometría ni análisis específicos. Los electros se hacen a partir de los 40 años y creo que a ti aún te queda para eso. Lo que tampoco veo normal es que te den hora y te hagan esperar. No es lógico y más yendo en ayunas.

Al menos te pudiste reir con el kartofen, no?

Un besote.

didac dijo...

hola!!
me acabo de dar una vuelta por tu blogg y me he reido muxo para empezar la foto de arale,(oyo),incluso yo tambien he hexo ese mismo meme de sabina jaja y bueno alguna cosa mas ke me he sentido como en casa !! te seguire leiendo !!
a kuidarse y a taparse

jordicine dijo...

Esto de las revisiones del trabajo es un rollo. Ya sé que dicen que son confidenciales, pero vaya. Con un médico o una doctora guapa sería todo más fácil, seguro. Un beso.

Ricardo Colomer dijo...

¿Qué pasa Silvi "Ande andas"?