15.2.08

MADE IN CHINA

(Creo que esta señora del dibujito Made In China no es precisamente)
Perdonen que insista sobre el tema ropa. Pero es una cosa que me preocupa. Llamenme superficial. Pero cuando las personas con posibles suelen calmar sus ansias de consumismo viajando a las rebajas de Niu Yor, los pobres en cuesta de enero todo el año nos las calmamos en los bazares chinos.


En los bazares chinos, como en botica, hay de todo. Es increible la capacidad de estos locales y su horror al vacio. En mi última visita salí de allí con dos pares de calcetines a rayas larguísimos, más arriba de la rodilla, estilo Pippi Langstrum o Gallina Caponata. Los estrené esa mismita noche para ahorrarme heladas en el trabajo. Y cuando llegué a casa por la mañana tenía ambas piernas de color azul cián. El elástico de los calcetines era tan fuerte que me dejó una marca en mi paliducha piel horrible. Aún después de dormir seis horas se mantenía firme en su color rojizo y en su resolución de dejarme un tatuaje de por vida.


Me pongo a mirarlos largamente y...son simétricos. Lo juro: son igual de anchos en el tobillo que en la pantorrilla. De ahí puedo hasta deducir una ley científica:


"Primera ley del patronaje chino o ley de La Popotitos"




  1. Las mujeres chinas tienen el mismo diámetro de pierna desde el tobillo a las ingles.


  2. Los empresarios de confección china piensan lo mismo de las occidentales con complejo infantiloide de Pippi Langstrum (o Gallina Caponata)


Esto solo por parte de los calcetines. Pero el argumento se complica extraordinariamente con los pantalones. Primero, porque después de todos los esfuerzos de las marcas pret a porter españolas unificaran tallas, viene la comunidad europea, permite la entrada de ropa china con la clara intención de joder la marrana. ¿Qué usas una 38? Pues ya puedes ir a mirar la talla a partir de la 44. ¿Qué usas una 44? Pues la china de la tienda te saca unos pantalones cuya etiqueta tiene tantas equis y tantas eles que te entran ganas directamente de ahorcarte en el probador. Eso si, con una de las perneras del pantalón.


Ayer, tomando café con mi amiga La Kioskera, me comentó que había encontrado una tienda de chinos con tejanos a ocho euros. Me suelta....



_Chica, tengo que cambiar los dos que compré. Estrechos de cintura y anchos de culo..¡y hasta me hacen bolsas en las perneras!



Me miro a mi amiga, casi metro ochenta y un tipazo de modelooooooooooo.....



_Náaaaa mujer. Eso es que los chinos, sabiendo que está creciendo aquí la población trasatlántica crece en España, están haciendo pantalones para que ellas vayan ajustadicas...



_Lo que tú digas, Silviqui, pero tenemos que parar a los chinos.¡Tenemos que pararlos ya porque van a acabar con nuestra moral, con nuestra autoestima, con TODAS NOSOTRAS!

Banda sonora de esta nota: Chinito de amor de Los payasos de la tele


5 comentarios:

jordicine dijo...

Me encanta todo lo chino. No puedo hacer nada. La comida, el cine, la músicas y sus vestidos de gala. Otra cosa es lo que nos venden aquí. Un beso, castiza.

Yo-X dijo...

Es q los chinos los carga el diablo... jaja, estos chinos son expertos en todas las materias conocidas y por conocer.... porque de ellos sale cualkier tipo de imitacion perfectamente cosechada... jaja muy gracisa!!

Ricardo Colomer dijo...

¡¡¡Pero que haces con la Kioskera que tiene que preparar la reunión de los alumnos!!! No la entretengas.

la kioskera dijo...

Ainssss como se nota que eres mi amiga Silviqui jajaja

Oye sigo diciendo lo mismo ehhhh tenemos que parar a los chinos, por que sus patronajes acomplejan a to diosss, tienen que hacer su ropa a medidas reales no inventadas.

Que yo gasto o la talla 46 o la XXXLLLLLL (en ropa china) y por norma yo gasto la 42 jo que me tienen acomplejada perdida jajaja

Ricardo Colomer dijo...

yuuuuuujuuuuuu!!! ya escucho la música. Ahora déjate ya de cafelitos con María y a la pluma Silviqui, a la pluma.