20.12.08

Carta a S.S.M.M los Reyes Magos de Oriente


Queridos Reyes Magos:


Ya sé que soy demasiado grandecita para ir escribiéndoos cartas de estas. Y que si voy a un gran almacén a sentarme en las rodillas de alguno de vuestros pajes lo más probable es que le provoque una lesión muscular. Pero entendedme; creer en vosotros es como creer en la divina providencia, y llega un momento que llega a la misma conclusión que ese personaje de la serie Expediente X: quiero creer en algo. Así que por si acaso, y por tradición familiar, os escribo a vosotros para reclamar cositas a ver si, si cuela, cuela.


Ya sé que este año no he sido buena para nada. Pero que sirva en mi descargo que mi intención nunca es la de hacer daño. Pero bueno, el efecto boomerang ya se ha encargado de darme mi ración de bajones varios. Me he quedado en el paro de la peor manera posible, estoy a números rojos este mes de diciembre, gorreandole a todo el mundo para tabaco como cualquier adicta, y viendo a la gente cargada de bolsas mientras yo sólo paseo mi vieja mochila por las calles. No me puedo quejar para nada. Tengo techo, comida y ducha gracias a mi okupación tolerada de casa de mis papis. E internet para comunicarme con mi gente. Pero echo de menos ese contacto directo delante de una mesa de bar con un café calentito y un agua fría.


Así que no os iré pidiendo que me toque la loteria de navidad, ni que el juez hunda en la miseria al ladrón de mi ex gerente. Para estas fiestas solo pido:


- Que me lleneis el depósito de gasoil del coche para poder reunirme con mis amigos

_ Que me pagueis el impago de Movistar, que me han cortado el móvil por falta de pago para llamar cada día a mi más mejor amiga que está pasando unas fiestas de pena.

_ Cash para ir a la peluquería que tengo las puntas divididas en tres extremos. No hace falta que sea la Llongueras, de verdad, con ir a la Araceli que cobra 17 euros por lavar, cortar y peinar me conformo pero de largo.

_ Y arriesgándome al rechazo....¿qué tal un cartón de Marlboro 100?


Nada más, de mis deudores ya me ocupo yo, aunque me metan en la cárcel. No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista. Además, gimnasio gratis, enseñanza universitaria a distancia y..siempre encontraré a alguien que quiera venir a hacer un vis a vis espero.


Se despide de S.S.M.M, esperando ansiosamente enero para cobrar su primer subsidio de desempleo, esta impresentable.


Silviqui.
Banda sonora de esta nota: Vuelvo a traficar de Melendi (a las malas es la opción que me queda, porque como tenga que ganarme la vida con la prostitución lo tengo claro jajajaja)


2 comentarios:

jordicine dijo...

Bony any, Silviqui. Ara sí. I bons reis.

susana dijo...

No veas como te entiendo Silvi, ya sabes que nos ha tocado pasar a las dos por lo mismo. Menudo c...., ojala el pase las mismas navidades que nosotas aunque sean las de este año.