10.3.08

HABLANDO DE POLÍTICA QUE ESTÁ DE MODA


El barrio donde vivo es un barrio de esos creados en los años setenta. Bloques enormes de pisos con escalera izquierda y derecha y cuatro puertas por piso. Muchísima gente, buena o mala, que durante años ha dado que hablar al resto del pueblo, alimentando leyendas urbanas exclusivas de esta calle con tanta vida. Aún recuerdo mi adolescencia, en la única discoteca local, en la que decir que vivías allí provocaba comentarios exagerados y huídas del personal masculino de turno.

En fin, la calle donde yo vivo está practicamente poblada de andaluces y extremeños. Y un par de maños entre los que se cuenta un padre de servidora. Según las estadísticas de votaciones municipales, mi barrio es practicamente territorio socialista. Y son los socialistas los que desde hace décadas están en el ayuntamiento ¿Resultado de esto? Que el resto de los candidatos ni se acercan a hacer campaña por aquí y los del ayuntamiento, como saben que tienen el territorio ganado, ni se ocupan de las necesidades del barrio. Lo digo sin ánimo de crítica no constructiva: realmente la que se mueve es la asociación de vecinos para obtener alguna mejora o reparación y a ellos se dirige la gente para hacer llegar sus quejas.

Ayer me dirigí a mi colegio electoral para ejercer mi derecho a voto. Como siempre, siempre hay alguien a quién saludar, quien no te ve porque por las mañanas estas durmiendo como un tronco, preguntas sobre la familia, sobre si tienes piso o no, chafardeos varios. El caso es que, despiste como soy, me había olvidado los sobres en casita, así que cogí varios y me metí en la cabina. Y a estas que escucho con cierto tono de ironía...


_ Mira, la hija del Antonio...que se esconde para votar. ¡Seguro que no vota a izquierdas!

Respiré hondo. Ante la imposibilidad de soltar un "a tí que te importa imbécil, que el voto es secreto" en medio de vecinos, familia interventora y conocidos, y que luego le dijesen a mi madre uis que antípática se ha vuelto tu hija" simplemente le respondí..


_Uis Paco, seguro que tú nunca te has ganado la vida como adivino ¿Porque ibas a tener razón o no esta vez?


Arghhh como me fastidia la gente tan lista. Aquí, para listilla, ya estoy yo jajajaja.


P.S. Enhorabuena a los invidentes por tener derecho, por primera vez, a papeletas en braille para poder ejercer su derecho de voto secreto. Sobretodo a los amigos de mi hermana que conozco y que sé de primera mano los esfuerzos que hacen para hacer la sociedad un poquito más accesible.
Banda sonora de esta nota: Hemicraneal de Estopa


6 comentarios:

Bombero dijo...

A nadie le importa lo que botamos, aunque, si me lo preguntan, yo no tengo problema en decirlo. Y sí, gran notícia lo de los ciegos. Besos.

EVA dijo...

Los hay listos, los hay que se hacen los listos y hay quien se pasa de listo. Pero en tu calle y en todas las del mundo. Un beso.

Moon dijo...

Si es que la gente es muy listilla..de todas formas, lo q dices de campaña, que razón tienes, cuando el voto está asegurado, se suelen despreocupar bastante..en el fondo es triste, xo bueno..Saludos

Mi Chica dijo...

Y la papeleta del senado...aggg...una pajarita hice para meterla en el sobre...jajaja.

Gracias por tu visita.

Un beso.

Ricardo Colomer dijo...

Yo estuve en una mesa Silviqui y he de reconocer que lo pasamos bien, pero en la mesa de enfrente había un listo con una cara de pan sin sal que me tenía de los nervios.

Un besazo.

P.D.: Oye, ahora que no nos oye nadie, ¿la kioskera se ha ido a trabajar a Pakistán o algo así? es que no sabemos n'a de ella desde hace yo que sé el tiempo. Dale un beso cuando toméis cafelito, que se que lo hacéis.

Ricardo Colomer dijo...

Te he dejado un detallín en el Arrecife, cuando puedas te pasas. Un besazo